La tecnología en nuestros simples electrodomésticos

Dentro de nuestro continuo mundo de crecimiento y avance tecnológico usamos tantos aparatos, tecnologías y protocolos, algunos desde que nacimos por lo que nos son bastante familiares y sin embargo poco nos preguntamos al respecto sobre ellos mucho menos sabemos apreciarlos hasta el día que nos hacen falta.

En esta entrada me di a la tarea de entrevistarme de tu a tu con algunos de los electrodomésticos mas queridos que nos acompañan cada día para aprender un poco mas de ellos, su historia y además observarlos desde un punto de vista mas cercano para apreciar su verdadera utilidad.

Mi primer visita fue al cuarto de lavado con una vieja amiga de fines de semana que recuerdo vive en mi casa desde que nací. La Lavadora como de costumbre mientras  no hay mucha luz para secar ropa, permanecía en su cuarto de siempre; al acercarme a visitarla sin la intención de solicitar sus servicios se sorprendió mucho, sin embargo también se mostró cooperadora y amable en todo momento. Me contó algunas cosas interesantes como que tiene piezas tanto de metal como de plástico y que aunque es un modelo relativamente moderno la tecnología que utiliza para lavar no tiene menos de 20 años.

Entrevistador: ¿desde hace cuanto que existen las lavadoras?

Lavadora: pues en realidad desde hace mas de 400 años ya existían aparatos o artefactos como yo para albar ropa, la primera patente (oficial) surgió en 1691 dentro de la categoría de “Maquinas de lavar y escurrir”, si señor, !!escrurrir!! cuando las lavadoras no eran tan inteligentes como somos ahora el escurrir la ropa era otra parte importante de la limpieza.

E: Wow, siglo XVII y ya había lavadoras, nunc aló hubiera imaginado. Veo que ustedes aparecieron hace tiempo y me imagino que por afluente necesidad de hacer de esta actividad de una manera mas eficiente, pero ¿consideras que quienes hacemos uso de las lavadoras actualmente conocemos realmente el beneficio?

L:Creo que no, aunque la mayoría de las personas han lavado a mano al menos algún “trapo” no saben lo que es lavar telas delicadas, mezclilla o un edredón, especialmente la gente joven ignora de nuestro trabajo que hoy en día es muy eficiente, digo hoy casi cualquiera de mis contemporáneas puede lavar muchos tiempos de ropa de manera eficaz sin contar que ya ahorramos el molesto escurrido.

E: ¿Te gustaría decirle algo a tus usuarios?

L: Yo se que no soy tan “inteligente” como sus  smartphones (poninedo cara triste) pero somos aparatos que ayudamos mucho a hacer la vida mas cómoda, ojalá que también nos recuerden de vez en cuando.

Nuestra entrevistada se despidió con estas palabras recordandonos que todos los aparatos que nos prestan un servicio son parte de nuestras vidas aunque aveces de formas mas bien invisibles.

 

Siguiendo por el camino del hogar me toco conocer y entrevistar a un agradable electrodoméstico de reciente modelo, aunque alguno de sus antepasados ya nos había acompañado en casa este ultimo tiene unos pocos meses apenas de vivir aquí. Entre algunos de sus comentarios menciono que aun se esta ambientando a funcionar y a tener comida en su interior ya que aunque sabe que es su trabajo aun le incomoda que lo mantengan sucio o que lo maltraten de vez en cuando.

Entrevistador: ¿Crees que como electrodoméstico cumples un papel importante para la humanidad?

Refrigerador: Por su puesto que sí. Creo que aunque muchas veces mis usuarios no se den cuenta la verdad es que si la humanidad y la tecnología han legado tan lejos ha sido por muchos de nosotros que desempeñamos trabajos sencillos pero nobles que les permiten a los humanos dedicarse a otras cosas, a crear a resolver.

E: Y dentro de este avances al que te refieres, ¿crees que todos los aparatos deban ser vistos de la misma forma?

R: Creo que todos somos aparatos y merecemos nuestro respectivo credito, algunos tienen fines mas banales y sin embargo hacen un trabajo por lo que no veo la diferencia mas que en caso de situaciones extremas o de mucha importancia. En mi caso por ejemplo no creo que la humanidad pudiera funcionar igual sin todos los refrigeradores como yo en el mundo, las cosas serian definitivamente muy diferentes.

El amable refrigerador poso gustoso para la foto de este blog después de la agradable entrevista.

 

Por último pasamos con una pequeña electrodoméstica que tiene un fin mas bien banal como mencionaba el Refrigerador. La plancha también con historia de hace muchos años, desde las planchas de carbon y antes de ello por el siglo IV cuando se usaba un cilindro metálico calentado para alisarlas ropas de lino de los romanos, la plancha ya estaba con nosotros. Ha habido muchos cambios desde entonces, las planchas aunque siguen funcionando con calor   para llevar a cabo el mismo fin, hoy en día ya son eléctricas además de mucho mas seguras.

Planticando un poco mas de cerca, pero con cuidado después d e una jornada rápida de trabajo, la planche nos contó:

Plancha: Mucha gente mayor no tiene tabletas electrónicas, ni computadora, ni telefonos celulares de ultima generación, pero planchas, nosotras hemos estado con ustedes desde hace siglos, hemos sido mas acompañantes que realmente solo un utensilio, es decir nosotras hemos ayudado a verse distinguidos a todos y aunque hoy en día haya miles de cosas nuevas, salvo que se ponga de moda generalizada el uso de ropa que no se planche, nosotras seguiremos teniendo trabajo.

Estas palabras de la plancha me parecieron ideales para dar cierre a la idea con la que comenzó todo esto, no importa que tanta tecnología desarrollemos, las bases de las cosas sencillas nos acompañaran como hasta ahora y por mucho  mas tiempo brindandonos comodidades sencillas pero que al final del día son fabulosas.

Fuentes de información extra:
-Historia de la plancha (Ene,2011), Cenefas de flores, En línea:http://cerato.wordpress.com/2011/01/27/historia-de-la-plancha/. 8 de febrero 2012.
-Lavadora (Dic,2011), Wikipedia, En línea:http://es.wikipedia.org/wiki/Lavadora, 8 de febrero del 2012.
Advertisements

¿Y como quieres que te quiera escuela?

En un mundo donde hay 6.840.507.000 personas (según cifras del banco mundial en 2010), saber el ¿que hacer? y mejor aún el ¿cómo hacerlo? son preguntas que no nos hacemos a menudo directamente pero que sin embargo nos mantienen ocupados toda nuestra vida.

Desde hace veinte años estoy invirtiendo mas de la mitad de mi vida en la escuela, y digo invertir en lugar de “gastar” por que realmente considero que el tiempo que pueda haber usado para aprender algo realmente ha sido una inversión a mi persona en busca de mejor calidad de vida. Como mi madre solía decir “!!la escuela es lo mas importante!!” pero, ¿REALMENTE LO ES?; en estos días es de lo mas cómodo que el profesor no llegue a clases, en muchas ocasiones como alumnos somos muy felices cuando esto pasa…la escuela resulta en muchas veces una ocupación tediosa y es considerada más como de “cumplimiento social” que de “utilidad en la vida diaria”. ¿Que ha sucedido con la cátedra? ¿con los alumnos? ¿con los profesores?.

Si bien hace unos años no contábamos con los medios de transmisión de información que hacen de las experiencias de aprendizaje “modernas” mas cómodas y practicas, también es cierto que no todas las materias o campos de aprendizaje se han actualizado con fines de hacer la enseñanza mas práctica, esto en ocasiones es debido al miedo al cambio, creo yo. ¿Se ha perdido del todo el debate? es raro ver que en las clases los alumnos se expresen y debatan un tema, esto no por el profesor ya que aunque muchos profesores incitan la participación nuestra cultura de competencia, arrogancia y vergüenza al equivoco nos mantienen mediocres en nuestras ambiciones de comprender algo nuevo.

Otra cosa que vemos con desafortunada incidencia es que no todos los profesores desean utilizar nuevas herramientas tecnologicas, muchos se sienten cómodos en su “área de confort”; otros en cambio abusan un poco de lo práctico que resulta dar clases con las nuevas tecnologías dejando a los alumnos a la deriva con unas cuantas presentaciones de powerpoint y google (que si bien ser autodidacta es útil, siempre se requiere de una guía segura para encausar esfuerzos).

Los alumnos también hemos cambiado, muchas veces no llegamos a apreciar una herramienta tecnológica hasta que nos hace falta o esta no tiene el alcance para resolver nuestros problemas; porque eso es lo que hacemos, resolvemos problemas pero sin razonarlos, es difícil conocer algo a fondo, inclusive conocer algo nuevo; todo lo que conocemos se nos da simplificado y pre-digerido evitándonos “la pena” de pensar y buscar nuestros propios caminos para aprender. Muchas veces no se evalúa o no deseamos que se evalúe nuestra habilidad para razonar y resolver un problema si no que preferimos ser evaluados en base a nuestra capacidad de poder hacer uso de una herramienta (lo cual es importante pero no siempre la solución).

Desde mi punto de vista la unica forma en que podríamos cambiar este sistema de pena y competencia inútil seria enseñándonos desde pequeños esquemas de cooperación para razonamiento y solución de problemas, regresando a las aulas en las que se pueda hablar libre mente sin temor de preguntar y ser abucheado, buscando aprender lo que nos interesa y nos gusta de manera autodidacta, trabajando en solucionar problemas reales o prácticos que nos confieran habilidades que nos den comodidad en el momento de enfrentarnos a un problema y por último trabajar en las escuelas pensando en desarrollar habilidades a partir de la construcción de un proyecto y no solo de la instrucción en un tema. Si yo pudiera tener una escuela definitivamente trabajaría así, porque esta ha sido la forma en que mas me ha gustado trabajar a mi, en la que mas cosas he aprendido y de lo que mas satisfacciones he conseguido.

“No hay que apoyar a la ciencia, hay que apoyarse en la ciencia” Ricardo Ferraro

¿Van a reemplazarme con un script muy pequeño?

Desde hace tiempo he vivido y disfrutado de la tecnología y sin embargo  solo veo como mientras mas tecnología y conocimiento tenemos son menos las personas que realmente quieren hacer algo nuevo. Nos acercamos al momento en el que es mas redituable y atractivo volvernos conocedores de las redes sociales, las influencias y las apariencias que del verdadero conocimiento o pasión por algo que nos guste realmente; nos acercamos a ese momento en el que pocos saben mucho y la mayoría ignora prácticamente todo, el control y el poder están en manos de unos cuantos.

En la revolución industrial millones de personas perdieron sus trabajos al ser reemplazadas con maquinas, sin embargo a estas alturas cada vez me siento mas cerca de ser reemplazada con un aparato o un programa de computadora, que hasta en un giro de la vida yo misma llegue a diseñar.

Es difícil mantener el “amor al arte” cuando se hace algo en estos días, en los que pese a las facilidades con las que contamos en todos los sentidos, los sistemas de como hacer y aprender algo son en su mayorías recetas, formulas o datos. Con todo lo que sucede en mis cercanías me pregunto… ¿de que me sirve tener una computadora con dos procesadores sí no puedo resolver o si quiera plantear un problema de la vida real?, tengo sinceramente miedo de que las personas con las que gobiernan mi país, quienes administran las empresas y las escuelas, todos incluyéndome yo lleguemos al punto en el que no nos cuestionamos, no queremos cambios, no razonemos y no lleguemos a ser felices.

Tengo miedo de dejar de jugar, dejar de tener imaginación, dejar de cuestionarme..porque entonces dejaré de pensar.

%d bloggers like this: